Registrarse |
materna
Buscar
Página de Inicio
RecomendarFacebook Twitter Favoritos

 

           ¡Gratis! Registrate y recibí en tu casilla de correo toda la información sobre el desarrollo de tu hijo.

 

Me gusta este artículo (294)

Facebook

Twitter AddThis

Cuando los Niños NO Quieren Comer

Ni carne, ni verdura, ni fideos, ni cereales: hay días en los que no quiere comer NADA. Hoy, la respuesta de los profesionales de la Nutrición es sencilla: "El niño regula su propio apetito". Si está creciendo bien y sano, la inapetencia no debe ser motivo de presiones ni peleas. ¿Estás de acuerdo?

 


Es muy frecuente escuchar a las madres preocupadas porque sus hijos no comen o comen poco. Y esto se traduce en escenas de tensión repetidas todos los días, varias veces por día: ante cada comida, la mamá y el hijo empiezan una lucha en la cual es difícil que alguno gane y en cambio los dos quedan enojados y tensos.

La Asociación Argentina de Dietistas y Nutricionistas Dietistas dice al respecto: "En el caso de los niños que habitualmente concurren al jardín de infantes, el interés está más orientado a jugar y realizar actividades que a comer. De este modo, debe considerarse normal que el niño se muestre un poco holgazán y se tome mucho tiempo para comer. Además es un gran imitador y puede rápidamente seguir el ejemplo de sus padres o hermanos mayores. Este comportamiento debe ser esperado para la edad y requiere que los padres o cuidadores se armen de gran paciencia y le dediquen el tiempo necesario". María Elvira Marcó, licenciada en Nutrición, recalca: "El niño regula su propio apetito. Habiendo comida a su disposición, nunca va a pasar hambre. Si el pediatra dice que viene creciendo bien en talla y en peso, no hay que enloquecerse porque un día no comió nada".

Alicia, mamá de Mariano, de 2 años y 10 meses, dice: "Todos los días cuando nos sentábamos a comer, empezaba la lucha. Mariano jugaba mucho, comía un bocado cada 10 minutos y entonces yo, sin darme cuenta, empezaba a presionarlo: 'Dale, comé; tomá, un poquito más; dale, uno más'. Automáticamente me decía que no quería y dejaba de comer. Yo me ponía nerviosa, me enojaba, lo retaba y terminábamos los dos a los gritos. Cuando me di cuenta de esto, me armé de paciencia y le respeté sus tiempos. Sí, la comida se enfriaba; pero a él no le pasaba nada y de a poco él solo fue modificando el ritmo".

Algo importante pero que muchas veces cuesta recordar es que los niños realmente comen lo que su cuerpo les pide.

Desde los primeros años, los padres deben ayudar a sus hijos a establecer una relación sana con la comida. No es bueno forzarlos a comer de más, porque así se les crea el hábito de comer porque sí y no por necesidad.


Para favorecer buenos hábitos de nutrición en los hijos, las nutricionistas recomiendan: 

  • No utilizar la comida como premio o castigo. Comer tiene que ser tan natural como dormir o jugar y la medida para ello es el hambre.
  • No prepararles otro plato si no quieren el que se les ofrece. "Si hacen esto, su casa será un restaurant. La comida tiene que ser la misma para todos."
  • Si todavía toma mamadera, no dársela antes de la comida. "Si la mamá le da la leche a las 7 'para que tire', seguramente después no quiera cenar."
  • No reemplazar la comida por golosinas. Evitar el "con tal de que coma algo, le doy un alfajor". 

 
Otro aspecto al que hay que prestar atención es la presión social por tener determinado tipo de figura. Muchas veces los padres, en forma involuntaria, transmiten un modelo de alimentación que los niños copiarán y que no es nutricionalmente correcto para ellos.

También es importante tener en cuenta que el momento de la comida debe ser tranquilo y organizado. Comer apurado, enojado, nervioso o con sueño no es beneficioso para nadie. Mucho menos para los niños. 

Nota supervisada por el Equipo Médico de Mamashelp.

 

 

Volver - Materna.com.ar

Facebook Twitter AddThis


Login - Materna.com.arRegistro - Materna.com.ar

Los comentarios escritos por ustedes serán respondidos personalmente a sus casillas de mail.

Para enviar un comentario, tenés que estar logueada/o.
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser objeto de sanciones legales. PROXIMITAS SA no se hace responsable de la publicación y/o comentarios insertos en esta página y que puedan aparecer en la WEB .

julieta Dijo:
09/06/2014 08:56:57 a.m.

Hola luciana a nosotros nos pasa lo mismo hoy tengo endocrinologa, miércoles nutriciónista. Lo q hicimos fue ordenar lar comidas sólo darle De comer cuatro veces al día. desayuno almuerzo merienda y cena. Entre medio nada aunque pida. de esta manera llega nuestra hija con un poco mas de hambre y aumentó un poco más de peso pero igual la estamos controlando.

Laura Dijo:
29/05/2014 10:50:39 p.m.

hola tengo una bebe de 2 años y 2 meses k no come y aunke tomo la precausion de no darle mamadera cercana a la comida no come incluso asi le suene la panza de hambre no come y en verdad ya no se k cocinarle

Luciana Inés Dijo:
04/09/2013 01:40:44 p.m.

Teno un nene de 2 años y 8 meses que no sólo da problemas para aceptar nuevos alimentos (come sólo algunas cosas) sino que también es bajito y tiene bajo peso (percentilo 3). Ya lo llevamos al endocrinólogo y a una gastroenteróloga y estamos en seguimiento de su crecimiento,. Quisiera saber si alguien pasó por una situación similar y si han tenido cambios en el crecimiento y peso luego de algunos años. Yo espero que esto cambie cuando mi hijo crezca. Gracias

 

Volver - Materna.com.ar


Copyright 2014 MATERNA | Todos los derechos reservados
Contacto Contacto | Página Inicio Página Inicio | Recomendar materna
materna
CertiSur Seal
Seguinos en:
POWERED BY Logo Proximitas