sábado, 19 de abril de 2014
  Contacto Contacto Favoritos Favoritos Página Inicio Página Inicio
 
El tiempo en CABA y Alrededores.

           ¡Gratis! Registrate y recibí en tu casilla de correo toda la información sobre el desarrollo de tu hijo.

 

Me gusta este artículo (85)

Facebook

Twitter AddThis

¿Hasta Dónde son Normales los Celos por el Hermanito?

Los celos que desata entre los chicos la llegada de un nuevo hijo son normales. Si bien resultan angustiosos y difíciles de sobrellevar para los padres, existen muchas maneras de contener a los “hermanos mayores” y facilitarles la transición hacia el nuevo rol que ocuparán dentro de la familia. El amor, la comunicación y la dedicación son las claves para lograrlo.

Llegó la hora. Alrededor de los 2 ó  3 años de un hijo, los papás suelen considerar que ya es momento de embarcarse en la búsqueda de otro. Con el embarazo en curso, los cambios de conducta de los chicos suelen ser claros indicadores de la presencia del hermanito por llegar. Regresiones en el proceso de maduración y berrinches sin motivo aparente son algunos de los síntomas que aparecen ante esta virtual "amenaza" que percibe él.

 


Para un chico, la llegada de un hermanito a la casa puede convertirse en un peligro de pérdida territorial. Teme que le quiten su espacio y, por ende, el amor que sus padres le tienen. El cambio le produce inseguridad que, combinada con ira, se traduce en celos.  "La fantasía es que ahora habrá alguien más aparte de él y todavía no entiende si eso lo beneficiará o perjudicará. Que todo esto suceda es normal y no hay que intentar evitarlo", aconseja María Eugenia Siseles, psicóloga.

 


La especialista enumera una serie de actitudes comunes a la mayoría de los chicos, que sienten celos por la nueva persona que integrará la familia.

Estas son:

  • Querer tomar el lugar del hermanito por nacer y ser ellos mismos los bebés. Con esta regresión normal, los chicos anhelan volver al estado en que se está más cerca que nunca de la mamá. Así, entre otros comportamientos, dejan de controlar esfínteres, adoptan un lenguaje más aniñado o piden volver a dormir en una cuna.
  • Tener dificultades para conciliar el sueño o alteraciones en el ritmo de descanso.
  • Perder el apetito por creer: " ahora interesa mi hermanito más que yo".
  • Desafiar la autoridad de los padres a través de ataques de agresión e ira.
  • Llorar sin motivo aparente, debido a un estado de hipersensibilidad.

Todas estas demostraciones están relacionadas con la necesidad de llamar la atención de los padres. A través de estos comportamientos, buscan confirmar que su mamá y su papá los seguirán teniendo en cuenta, sea por las malas o por las buenas. 

 


Entonces, ¿cuál es la manera más indicada de lidiar con estas actitudes que desatan los celos? Es importante que los padres respondan con comprensión y sin censuras. Acompañar a los chicos en este momento tan difícil para ellos es fundamental.  "La participación de todos los miembros de la familia en esta espera es de suma importancia. Incluir al chico es darle un lugar claro y definido que sólo él puede ocupar: el de ´hermano mayor´", explica la psicóloga.

 


Fernanda, mamá de Gaspar (4) y Valentina (1), cuenta que el embarazo y nacimiento de su hija fue una etapa muy difícil y conflictiva para su hijo mayor. Gaspar dejó de controlar esfínteres, algo que ya estaba superado. Se lo veía sumamente irritable, hasta que su mamá decidió preguntarle, sin rodeos, qué era exactamente lo que sentía. " Me contestó que él estaba triste porque quería volver a estar dentro de mi panza y que, además, tenía ganas de tomar la teta, como hacía Valentina", relata Fernanda. Con paciencia y dedicación, la mamá le explicó a Gaspar que lo entendía, pero que eso ya no era posible. Le remarcó que, a diferencia de su hermana, él era grande y podía compartir cosas con sus padres que ella todavía no podía. Le aclaró que ella valoraba mucho la relación que tenía con su hijo mayor y que siempre estaría con él para ayudarlo en lo que necesitara. A partir de esa charla, Gaspar cambió su comportamiento y dejó atrás su angustia. 

A continuación, otros consejos para afrontar los celos del "hermano mayor" :  

  • Darle toda la información acerca del embarazo y el nacimiento que pueda ser procesada por un chico de 2 ó 3 años. Es importante, por ejemplo, no crear falsas ilusiones de que el nuevo hermanito será inmediatamente un compañero de juego, ya que cuando nazca el bebé, lo último que podrá hacer es jugar. Eso llevaría a una frustración innecesaria del hijo mayor.
  • Fomentar la comunicación emocional , a través de gestos y palabras afectuosas que dejen en claro que el amor de los padres no se dividirá, sino que "como hay tanto amor" alcanzará para todos los hijos.
  • Dedicar tiempo específico para el hermano mayor que no se vea invadido por el tema del inminente nacimiento. Conversar de lo que a él o ella le interesa y jugar a lo que ellos elijan son dos ejemplos de actividades que pueden resultar enriquecedoras.
  • En lo posible, hacer un espacio especial para el hermano mayor, de manera que sienta la importancia de su individualidad.
  • Estimularlo con algún juego que le permita experimentar cómo será tener al nuevo hermanito. Un muñeco con características de bebé, por ejemplo, permitirá que los chicos puedan practicar todo lo que harán en unos meses. Si ellos pueden brindar cuidados, al igual que sus padres, se sentirán más partícipes del proyecto familiar.
  • Fomentar su vida social a través de encuentros y juegos con otros chicos de su misma edad.

Si se aborda el problema con paciencia, dedicación y respeto por lo que sienten los hermanos mayores, la llegada de un nuevo hijo resultará menos dificultosa y la familia, en su totalidad, podrá disfrutar de esta nueva etapa.

Volver - Materna.com.ar

Facebook Twitter AddThis

Login - Materna.com.arRegistro - Materna.com.ar

Los comentarios escritos por ustedes serán respondidos personalmente a sus casillas de mail.

Para enviar un comentario, tenés que estar logueada/o.
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser objeto de sanciones legales. PROXIMITAS SA no se hace responsable de la publicación y/o comentarios insertos en esta página y que puedan aparecer en la WEB .

Romina Claudia Dijo:
18/06/2012 07:15:58 p.m.

hola mi caso es distinto a la explicacion dada ya que tengo una hija de 4 años catalina y una de 1 año juana , con la llegada de juana todo estubo mas que bien cata participaba de todo contenta, nunca renego por el llanto de su hermana pero ahora todo es muy distinto juana tiene ya 1 año y claro empezo a caminar hace monerias llama mucho la atencion tanto de nosotros los papas .. como del resto de la familia y amigos y cata esta re celosa ,siempre esta con dolor de panza, se hace la bebe ( claro no la reto por eso ) se lo pasa tirada en la cama mirando dibujitos y llora por todo .. re celosaaaa y juana super demandante , re pegada a mi yo trato de no hacer diferencia pero lo cierto es q juana va a trabajar con migo mientras cata va a l jardin y quiere upa todo el tiempo sino llora .me gustari q me manden algunos consejitos ya q sumado a esta situacion estoy muy cansada tanto yo como mi marido el trabaja todo el dia . bueno espero su ayudaaaaaaa amigas de materna. romina

analia Dijo:
02/11/2011 04:16:23 p.m.

gracias por la informacion de esta nota!!! me resulta de mucha utilidad porque mi hijo de 3 añitos esta pasando por una etapa de berrinches, llamadas de atencion y actitudes que antes no tenia y lo relaciono con los celos hacia su hermanita de 1 año. Entiendo por lo que esta pasando y trato de tener toda la paciencia del mundo!! es dificil!!!!!

Andrea Dijo:
03/04/2011 08:14:52 p.m.

Muy buena la nota...tengo una hija de 3 años y estoy esperando para mayo, al principio no queria saber nada con la panza, pero luego (en este ultimo mes) hace que juega con la bebe, le da de comer por el ombligo, he incluso la mima y le da muchos besos.
por el momento esta todo en orden, espero que cuando la tenga, no cambie este comportamiento que tiene hoy en dia.
en cuanto a lo que se refiere a inbolucrarla, con mi merido lo hacemos para cualquier momento de la vida cotidiana, y ella se siente hasta segura en cuanto se le pide algo y lo hace. parece muy feliz y espero que lo sea cuando nazca su hermanita.
GRACIAS MATERNA POR TODOS LOS CONSEJOS BRINDADOS DESDE LA SEMANA 1 DE MI PRIMER EMBARAZO QUE YA HA PASADO TRES AÑOS Y GRACIAS PORQUE ME SIGUEN ACONSEJANDO. SALUDOS

María Dijo:
16/02/2011 04:54:05 p.m.

Linda nota, gran tema para los que lo estamos pasando.
Soy mama de Agustin de 3 y medio y Emiliano de 1 y medio. En mi caso, no tuve problemas durante el embarazo y los primeros meses de Emi, porque como era bebe era distinto, hacia cosas distintas, no corria, no hablaba, etc.Ademas tenia bastante tiempo a solas con el mayor para leer cuentos, charlar y jugar como cuando estaba el solito.
El problema lo tengo ahora que Emiliano casi corre, salta, come solo, y todos celebran las primeras palabras, las muecas raras, y todo lo que va aprendiendo, porque es verdad es una etapa hermosisima de los chicos. Pero Agustin es otro nene. Antes era docil, yo hablaba con el y el problema estaba solucionado. Ahora esta super rebelde, agresivo (antes era incapaz de matar un mosquito)y por donde vamos va a los gritos llamando la atencion. Lo que me preocupa tambien es su comportamiento hacia el hermano, con quien no comparte y se pegan mucho, porque el chiquito tampoco se queda atras.
Entiendo que es una etapa complicada porque los juegos aun no son compatibles, el mas grande arma y en 2 segundos el mas chiquito se lo derrumbo como si nada.
Pero estoy preocupada porque hay veces que me siento superada por la situacion y no se como hacer que entiendan que un hermano es lo mejor que les pudo haber pasado. Gracias por la oprtunidad de desahogo!!!!

Andrea Dijo:
24/03/2010 12:33:21 a.m.

Exelente nota, tengo un hijo maravilloso de 3 años y estoy embarazada de 4 semanas y no puedo creer como lo siente aun sin saberlo, desde llorar por cualquier cosa hasta decirme a diario que ama mi panza.
Esta nota me ayudo mucho. Mil Gracias

Vanesa Dijo:
21/11/2009 10:32:53 a.m.

Muy buena la nota, y tambien los consejos. Estoy embarazada y tengo un hijo de 3 años, todavia no le contamos de la llegada del hermanito porque pensamos y nos recomendaron esperar a que se note la panza para que la espera no se haga tan larga. Sin embargo, él esta mucho mas cariñoso conmigo que de costumbre , pero yo lo relaciono mas con el hecho de que mi hermana tuvo un bebe hace un mes y medio, y cuando estamos con el primito me habla con voz de bebe y trata a un muñeco suyo como si fuera un bebe que él tiene que cuidar. Me gustaria que me dieran mas consejos para afrontar el momento de darle la noticia, ya que no se hasta donde hay que informarle, y la verdad es que ya me estoy sintiendo culpable por los posibles problemas emocionales que él pueda experimentar y me gustaria estar preparada para poder ayudarlo a superarlos. Muchas Gracias!!

silvia Dijo:
02/11/2009 03:35:17 p.m.

Exelente la nota.Tengo dos hijos Maria Valentina de 4 años y su hermano de 3 meses,con mi esposo notamos una sobreprotección de Valentina hacia su hermano Nicolás.Con mi esposo pensábamos que iva a ser peor.Valentina se comporta como una niña adulta, me ayuda en las tareas, como por ejemplo en el cambio de pañal, a la hora del baño, entre otras.A la hora de dormir estamos los cuatro en la cama grande hasta que se duerman, despues cada uno a su pieza, estar juntos nos encanta.

Isabel Dijo:
24/10/2009 07:59:28 a.m.

estoy pasando un mto asi me preocupa mas ya q vivo en casa de mi suegra y mi cuñada tiene 2 hijo uno de 8 y otro de 3 y mi hija de 4 ya pasa bastante como para esperar un hemanito.

Noelia Dijo:
10/05/2009 08:35:07 p.m.

Me esta pasando a mi con mi hijo

Marisa Dijo:
11/01/2009 07:07:17 p.m.

Si, la nota está muy buena. Le incluiría más experiencias de padres al borde de un ataque de nervios!!!!

 

Volver - Materna.com.ar


 
 
Logo materna
MIEMBRO POWERED BY
Imagen Comscore Imagen IAB Logo Proximitas
 
Copyright 2013 MATERNA | Todos los derechos reservados