Registrarse |
materna
Buscar
Página de Inicio
RecomendarFacebook Twitter Favoritos
Me gusta este artículo (305)

Facebook

Twitter AddThis

Hijos y sexualidad: El desafío de formar personas maduras

Cómo hablar con los niños cuando aparece la pregunta: “Mamá, ¿cómo nacen los bebes?”.
¡Auxilio! Es lo primero que parece salirnos de muy adentro. Sin embargo la mejor forma de acercarnos a este tema es a través de una conversación franca.

 

Una de las técnicas desarrolladas en talleres para docentes en la provincia de Tucumán demostró que la mejor forma de acercarnos a este tema es a través de una conversación franca. No deben existir temores al hablar de sexualidad con los niños. Estos son traumas psicológicos que los adultos recibimos y que debemos tratar de superar y evitar transmitir a los hijos.

 

Para tratar estos temas han colaborado en esta nota el equipo de www.sexualidadyvalores.com.ar  que busca echar luz sobre este vital tema del sexo y el amor.

 

Al final, algunos testimonios y más información útil sobre lo que realizan.

 

¿Por qué es más conveniente encuadrar la educación sexual dentro del marco de los valores?

 

Para ir despejando la actual confusión de valores derivados de toda esta serie de problemáticas es fundamental comprender integralmente la sexualidad. ¿Por qué? Porque a través de la misma se transmite la vida, se experimenta el amor y se expande una herencia (familia); célula básica de la sociedad, escuela del verdadero amor y entidad clave de socialización.

 

¿Cómo explicarle a una madre que la educación sexual tiene que ver con la formación de la personalidad de los hijos?

 

Un niño que recibe una educación sexual clara y bien orientada, centrada en valores, está más preparado para hacer frente a los desafíos que le impone la sociedad actual. Su autoestima estará más fuerte y clara para decidir metas y qué es lo que quiere obtener en una determinada situación. También sabrá respetar a sus pares de diferente sexo, por lo que son como persona, etc.

 

Ante todo, las madres deben entender que la educación sexual para los niños les puede servir para que ellos aprendan a defenderse ante una situación violenta, de intento de abuso sexual, por ejemplo.

 

Enseñarles a los niños a decir: “No me toques”, “no me mires”; es brindarles herramientas para desarrollar su personalidad. Como adultos nos resulta muy fácil decir “Si”, pero el “No” cuesta mucho, ya que puede implicar ser tomado como el “malo de la película”. Sin embargo, decir “No” a los niños puede ayudarles a discernir más tarde distintas situaciones que les tocará vivir en la sociedad.

 

Enseñarles a decir “No” es estimulante para ellos, porque les demostramos confianza, y, por sobre todas las cosas, amor. Es necesario hacer notar que nos interesan sus cosas, por más insignificantes que estas sean o parezcan. Si los niños aprenden desde una edad temprana a decidir qué rumbo tomará su sexualidad, entonces también estaremos contribuyendo al crecimiento moral de la sociedad, para prevenir males mayores en el futuro.

 

Algunas herramientas para explicar cómo nacen los bebes:

 

Es necesario utilizar términos realistas con los hijos. ‘La cigüeña’, ‘el repollo’, ‘el pajarito’; ya no permiten colmar las inquietudes de los niños. Tampoco hay que ser vulgares con la terminología. 

 

Vagina y pene son términos médicos que se utilizan comúnmente para referirse a los órganos sexuales.

Es necesario practicar la empatía y ponerse en el lugar de un niño. Hablar con propiedad y respeto.

 

Son niños, pero no son anormales o desconocidos. Son nuestros propios hijos. Podemos ensayar, por ejemplo, con: “Los bebés nacen de una relación sexual de amor entre mamá y papá, de la cual nace una nueva vida; o sea, vos”. Y ¿cómo sale el bebé de la panza?: “A través de la vagina, que se dilata y permite el paso del bebé. También puede ser a través de una operación denominada cesárea, por medio de la cual se abre la panza de la mamá”.

Es necesario ser claros en la explicación y la terminología que se utiliza.

 

Porqué hay que cuidarse de los extraños

 

Desde bebes los niños deben aprender que, absolutamente nadie debe tocar sus órganos sexuales. A partir del momento en que comienzan a controlar sus esfínteres deben comprender que nadie más debe tocarlos, verlos, ni hacer que toquen órganos sexuales; hasta el matrimonio o hasta tener una pareja estable. Es necesario enseñarles que cuenten todo acerca de quién o quienes quieren o quisieron tocarlos. No hay que minimizar un hecho que para ellos es demasiado importante: ¡Alguien quiere o quiso tocarlos o verlos! 

 
El amor que se siente hacia los hijos debe primar a la hora de enseñarles acerca de la sexualidad. Para esto es preciso tener presente siempre que un violador en potencia no es un desconocido. Un alto porcentaje de los casos de violencia sexual infantil suele tener como protagonista a un miembro de la propia familia, un pariente cercano o amigo de la casa. La técnica siempre es la misma, juega con el amor que los niños sienten por sus padres: “No les cuentes porque se van a enojar”, “No les digas que hicimos esto, porque les voy a pegar”; y otras cosas parecidas. Ante el miedo, y por amor a sus padres, los niños no cuentan; siempre y cuando no hayan aprendido que la confianza en mamá y papá es fundamental, y que pueden contar con sus padres en estas situaciones que suelen ser traumáticas.

 

Cómo explicar la menstruación

 

El sangrado mensual o menstruación debe ser conversado como lo que es, un proceso natural. ¿Cómo hablar de algo que es natural? ¡Naturalmente! A partir de los 8 o 9 años se debe enseñar a las niñas acerca de la menstruación, contarles lo que va a pasar con su cuerpo: que les crecerán los pechos, que nacerán pelos en la zona vaginal, que comenzará un sangrado vaginal, que no es otra cosa que una preparación para cumplir con su rol de madre a la edad apropiada.  Esto último es muy importante enfatizarlo. Si es posible explicarles que la menstruación no es motivo para que comiencen una actividad sexual, con mas razón, deben inculcarles que se cuiden, ya que un embarazo temprano traerá complicaciones y seguro significará la frustración de metas y sueños, además de tener que afrontar, a veces, el rechazo social o la crítica oculta. No es un delito ser madre adolescente, pero tampoco es el ideal. Por eso, es necesario educar en valores a nuestras niñas, que aprendan a decir: “No quiero”, “Tengo metas y sueños que cumplir antes de arriesgarme a un embarazo”, etc. Después podríamos hablar largamente de los riesgos de contagios de enfermedades de transmisión sexual y de frustraciones amorosas, fruto de engaños e inmadurez.

 

¿Cómo explicar que la sexualidad no es solo lo genital?

 

La sexualidad debe ser vista como un determinante de la personalidad. Cuando un bebé nace, la partera o el medico ginecólogo dice: “Es una nena” o “es un varón”. Identifica a la persona por su sexo, no por el color de piel u otro elemento secundario. De acuerdo a esto, debemos considerar que la sexualidad encierra muchas otras cosas en sí misma: sentimientos, actitudes, pensamientos, modales; que difieren de un sexo al otro. La genitalidad identifica a una persona desde el mismo nacimiento, como varón o mujer; nada más que eso, nada menos que eso.

 

Demás está decir que la sexualidad comprende el amor. En este sentido, una nueva vida tiene el derecho de nacer en un marco de contención y amor. El ideal establece que una pareja se ame y disfrute de la sexualidad en plenitud, pero también que esto implica tener hijos y educarlos. Formar un hogar, y vivir el resto de la vida juntos. Entonces, la sexualidad no es solo genital, encierra dentro de ella muchas otras cosas que hacen a la persona.

 

Consecuencias si los padres no hablan de estos temas con sus hijos

 

De acuerdo con los estudios realizados por 500 docentes asistentes a un curso de capacitación en prevención de adicciones y HIV realizado en conjunto entre la Facultad de Medicina de la provincia de Tucumán y la Fundación Educativa Internacional de América Latina (FEI-AL) en el año 2006, algunas consecuencias comunes observadas son:

 

Les quita a los niños la confianza hacia los padres para conversar con ellos sobre estos temas y para hablar de la sexualidad con naturalidad.
Buscan información en lugares poco apropiados: Internet, revistas pornográficas, allegados o amigos inadecuados, etc.

Les priva de elementos que pueden resultar fundamentales para la socialización y para discernir entre quienes quieren un bien para ellos de aquellos que quieren hacerles daño.

Resultan niños más proclives a ser engañados con el objeto de obtener algún favor sexual, y propensos a la violación física, mental o psicológica y el abuso deshonesto. Como consecuencia, más sujetos a embarazos prematuros y contagio de ETS, etc.

Testimonios y reflexiones

 

Yamila Gómez (15 años), cursa el primer año de polimodal del Instituto Argentino Modelo de Mar del Plata, provincia de Buenos Aires.

 

“El tema me generó interés porque mi papá da conferencias sobre ‘Sexualidad en valores’ y ‘Amor puro’. Hablo de esto con mis amigas, para que tomen conciencia de las consecuencias que ha llevado en estos días el mal uso de la sexualidad.

 

La gente de hoy día no piensa con seriedad sobre este tema, y esto trae infinidad de enfermedades y muertes. En necesario reforzar la educación sobre estas cosas, para que los jóvenes escuchen todas las opciones disponibles.

 

Uno de los temas que se tratan en las conferencias de ‘Sexualidad en valores’ es la abstinencia voluntaria hasta el matrimonio, cosa que ahora casi no se habla, pero que es primordial para evitar ciertos desastres. Además, se tiene que entender que el amor es una energía, y que es la más poderosa de todas, pero si no se la utiliza bien, pueden venir consecuencias. Así como, por ejemplo, es necesario aprender primero las reglas para conducir un vehículo para después poder manejar, de la misma manera, hay que aprender sobre el amor y sus leyes antes de tener una experiencia.

 

Para mí uno de los problemas de todo esto es la falta de educación en valores de los padres hacia los hijos. Los jóvenes pueden saber lo que es la sexualidad en la escuela, pero no llevan consigo los valores que se requiere para tener una sexualidad sana y plena”.

 

 

Nota elaborada por Gabriela Gazulla

Volver - Materna.com.ar

Facebook Twitter AddThis


Login - Materna.com.arRegistro - Materna.com.ar

Los comentarios escritos por ustedes serán respondidos personalmente a sus casillas de mail.

Para enviar un comentario, tenés que estar logueada/o.
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser objeto de sanciones legales. PROXIMITAS SA no se hace responsable de la publicación y/o comentarios insertos en esta página y que puedan aparecer en la WEB .

Teresa Marta Dijo:
24/10/2013 03:20:14 p.m.

Hola con respecto a la sexualidad estoy muy alertada porque mi hijo de 9 años me pregunta pq hay algunos varones q le sale un liquido blanco del pene? pq el mio es pequeño y el de otro no? es normal q en el grupo de amigos se miren los genitales? y se toquen?

Ana Dijo:
12/10/2012 09:55:46 a.m.

Coincido plenamente en la importancia de transmitirle a los chicos la confianza para hablar con sus padres y explicarles reiteradamente esto de que nadie debe tocarlos. Tuve una experiencia de este tipo dentro de mi hogar con mi nena que en ese momento tenía casi 5 años y una señora que la cuidaba. Coincido plenamente en el párrafo de la nota "Porqué hay que cuidarse de los extraños". Gracias a mi insistencia de que entre mamá y ella no había secretos es que el suceso (bastante desagradable) no pasara de una vez y esa misma noche me contara lo sucedido. Para ella era muy difícil poder hablar porque le habían dicho que ese era un "secreto" de ellas y no lo podía decir a nadie porque sino nos íbamos a enojar mucho, mientras escuchaba el relato sentía que el estómago se me iba retorciendo, pero ante ella, que no dejaba de mirarme a la cara, lo único que hacía era felicitarla por que estaba contándomelo, le cambió el semblante cuando me escuchab decirle que era una genia, que ella no había hecho nada malo, que ella tenía 10 puntos y que la otra persona 0 puntos (no sé si era lo correcto, es lo que a cada uno le sale en un momento así). Obviamente el desvincular a esta persona debió ser estratégico ya que no podíamos poner en riesgo a la nena contando que había hablado. Mamás, como consejo y por experiencia, hablen con sus chicos, transmitan confianza, eso puede evitar males mayores.

ceci Dijo:
17/07/2012 10:24:44 a.m.

Gracias!! me es de mucha utilidad esta nota, y saber que siempre es necesario y mas efectivo contar la verdad

Nanci Dijo:
26/05/2012 03:11:43 a.m.

cuando mi hija me pregunté voy a ser clara y franca.me encantó la nota

Paula Andrea Dijo:
14/02/2012 08:35:55 a.m.

Me encantó la nota sobre sexualidad COmo mamá de una nena de 8 y dos varones de 5 me sirve de orientación y sobre todo me gusta que está muy centrada en la "educación en los valores" (que lamentablemente hoy está tan dejada de lado con todas las consecuencias negativas que implica y que conlleva a que tengamos que hacer vivir a nuestros hijos en este tipo de sociedad tan venida a menos en este aspecto)Muchas gracias por el aporte y por apostar a la familia !!!!

Gabriela Dijo:
04/09/2011 08:07:45 p.m.

me gusto mucho la nota, me hizo pensar ya que me cuesta contestar lo que me pregunta mi hijo mayor de siete años a estos temas.
gracias

Carolina Dijo:
24/08/2011 05:02:05 p.m.

Creo que hablar con la verdad y desde el amor es el mejor consejo que se puede dar respecto de la educación sexual y de cualquier otro tópico.

El órgano femenino externo no se llama vagina sino bulba.
La educación sexual (como sobre cualquier otro tópico) debe ser un compromiso de la mamá, del papá y/o de cualquier otr@ adult@ quesea referente para l@s niñ@s.
No me quedó claro si la nota que transcribe extensamente la opinion de Yamila Gómez de 15 años está tomando como modelo sus palabras. La verdad que la abstinencia voluntaria hasta el matrimonio no tiene que ver con la educación sexual ni en valores, sino con culturas a las que que un@ puede, o no adherir, sin estar descuidando la educación propia o de quienes tenemos a cargo.

Angela Dijo:
28/12/2009 09:47:37 p.m.

hola materna soy mama de dos niñas de 7 y 9 años y la verdad que el tema de la sexualidad es tan importante y muchas veces tenenmos dudas si es que lo estamos haciendo bien. pero desde el amor que siento por ellas es que creo que estoy haciendo lo correcto. les agradezco por tocar temas tan importantes y darnos una ayuda clara y directa. GRACIAS MATERNA!!!!!!

Maria Dijo:
08/08/2009 01:03:48 p.m.

Excelente nota. Particularmente me orienta mucho y me trae tanquilidad sobre como dialogar con los hijos. Tengo tres (10, 8 y 5 años de edad) y curso un embarazo de 21 semanas, tengo para entretenerme pero no para enloquecer! estoy feliz con mi maternidad y he hablado con mis hijos muchas veces por separado sobre la sexualidad y no para utilizar diferentes términos e incluso hemos usado hasta libros con imagenes cuando fue necesario y llamndo a las cosas por su nombre. Lo he hecho porque creo que cada uno tiene su personalidad y me escuchan de diferente manera además que, sus dudas difieren. Luego espontaneamente ellos sacan el tema y charlamos juntos. Me encanta y creo que estoy logrando llevar adelante esta familia. Papá es más reservado con las nenas donde me da más lugar y se suelta mucho con el nene. Creo que lo que le sucede es normal y trato de apoyarlo para que se sienta cómodo y ayude, o contenga a las nenas porque uno nunca sabe cuando lo podrán necesitar. Y si mamá no está justo en el momento en su desarrollo?

 

Volver - Materna.com.ar



 

Copyright 2014 MATERNA | Todos los derechos reservados
Contacto Contacto | Página Inicio Página Inicio | Recomendar materna
materna
CertiSur Seal
Seguinos en:
POWERED BY Logo Proximitas