Registrarse |
materna
Buscar
Página de Inicio
RecomendarFacebook Twitter Favoritos
Me gusta este artículo (908)

Facebook

Twitter AddThis

Embarazo: El Bolso para el Sanatorio: ¿Qué Llevar?

Parece mentira, pero ya llegó el momento de armar el bolso para el sanatorio ... ¿Y si hace mucho frío?, ¿Y cuando vengan las visitas? Consejos para armar el ajuar de la mamá y el bebé, sin llevar de más ni de menos.

 



Con mucha expectativa y emoción, alrededor de la semana 30 de embarazo
, Clara, de Vicente López y su marido, armaron el bolso. Esta madre primeriza recuerda: “Desde el séptimo mes lo teníamos ahí, en una silla del cuarto, como recordándonos que en cualquier momento llegaba Camila. A los ocho meses fuimos a la guardia porque yo había tenido una pequeña pérdida. ¡Por suerte llevamos el bolso, porque nació esa noche de urgencia! Después me di cuenta de que me había olvidado cosas tan básicas como pantuflas para mí y el gorrito para el bebé…”.  

 

 

 

¿Qué conviene llevar en el bolso? Su contenido debe planificarse con tiempo. Es el momento de elegir las primeras ropitas que usará el bebé. Es importante procurar que estén confeccionadas con elementos nobles como el algodón. Algunos neonatólogos, incluso, sugieren que sean de color blanco, pues los procesos de teñido pueden irritar la piel. Otra recomendación es que toda la ropa haya sido lavada previamente, con jabón blanco o de glicerina neutro. Si se lava en el lavarropas, no utilizar suavizantes, ni lavandinas, ni ningún elemento perfumado. También hay que evitar que en la ropa de los primeros meses haya botones, trabas u otros elementos pequeños.

 

 

 

En general, ya sea en el curso de preparto o en la clínica, se provee a los padres de una lista orientadora para el armado del bolso. Los básicos son: 

 

 

 

¿Cuándo preparar el bolso? Es sabido que a partir de la semana 37, si bien lo óptimo es a partir de la semana 40, puede desencadenarse el parto. Algunas mujeres prefieren tenerlo preparado a partir del séptimo mes, mientras que otras optan por armarlo recién cuando entran en la fecha estimada de parto.

 

 

 

Un consejo: es preferible hacerlo con anticipación. Si el parto llegase a adelantarse, aunque generalmente hay unas horas de espera, la mamá y el papá tendrán muchas otras cosas que hacer o, simplemente, preferirán no tener otras ocupaciones que disfrutar de ese momento tan íntimo y conmovedor.

 

 

 

Para la madre: 


 
  • Un camisón de una tela noble, para el postparto (evitar las telas con sintéticos y fijarse que el modelo sea apto para la lactancia).
  • Pantuflas.
  • Trusas y/ o una faja post parto.
  • Paños extra gruesos para las pérdidas posteriores al parto.
  • Protectores mamarios.
  • Hebillas o gomitas para el pelo: serán de verdadera necesidad para dar el pecho cómodamente.
  • Ropa cómoda y amplia para salir de la clínica, recordando que el tamaño de la cintura momentáneamente no será el mismo que antes del embarazo.

 

Para el bebé:

 

  • 1 ó 2 gorros de algodón.
  • 3 batitas finas y 3 gruesas.
  • 3 pares de medias.
  • Camisetas de algodón con abertura delantera o en espalda (son más fáciles y rápidas para poner que las que entran por la cabeza).
  • Mantita (de tela si es verano, de tela más gruesa o lana si es invierno).
  • Pañales descartables en tamaño cero o recién nacido (aproximadamente 24).
  • Dos pañales de gasa para usar como toalla.
  • Óleo calcáreo.
  • Algodón.
  • Alcohol y gasa para limpiar el cordón.
  • Crema para paspaduras.
  • Los chupetes y mamaderas no son recomendados porque no ayudan a fomentar la lactancia materna ya que pueden producir acostumbramiento y el bebé puede rechazar el pecho, pero esto debe ser considerado por el pediatra.
Volver - Materna.com.ar

Facebook Twitter AddThis





Copyright 2014 MATERNA | Todos los derechos reservados
Contacto Contacto | Página Inicio Página Inicio | Recomendar materna
materna
CertiSur Seal
Seguinos en:
POWERED BY Logo Proximitas