Familia
Vida en familia

Vida hogareña

Recomendaciones del Ministerio de Salud para lograr un hogar libre de humo

Recomendaciones del Ministerio de Salud para lograr un hogar libre de humo

En Argentina, mueren más de 40.000 personas por año debido a enfermedades y a accidentes relacionados al tabaquismo. El humo del cigarrillo no solo es dañino para el fumador sino también para aquellos que lo rodean.

Recomendaciones del Ministerio de Salud para lograr un hogar libre de humo

 

TODOS los que conviven con alguien que fuma se exponen al humo ambiental de tabaco y a sus más de 4000 sustancias tóxicas.

El humo del cigarrillo permanece en el ambiente durante horas, mismo si uno abre las ventanas. Se necesitaría un ventilador con la fuerza de un huracán para poder eliminar todas las partículas dañinas que tiene el humo y que permanecen horas en el ambiente. Por eso, es importante que NO se fume en lugares cerrados.

Para empezar entonces, no fumes ni dejes que otros fumen en tu casa o en tu auto.

¿Sabía usted que el 21% de los incendios que ocurren en la Ciudad de Buenos Aires son causados por cigarrillos?

 

ABC para mantener su hogar libre de humo de tabaco

 

  • Abrir las ventanas NO es suficiente. Las sustancias toxicas del cigarrillo permanecen en el ambiente aunque ventiles. Es por es súper importante que NO fumes ni dejes que otros fumen dentro de tu hogar. Si alguien quiere hacerlo, el mejor lugar será en la terraza, la vereda, el balcón o el jardín.
  • Buscá aliados entre tus familiares y amigos. Si fumás y querés dejar de hacerlo, buscá el apoyo de ellos o llamá al 0800 222 1002.
  • Colgá un cartel simpático que diga Hogar Libre de Humo de Tabaco. Además, sacá los ceniceros del living y anunciá a todos los que te visitan que en tu casa, no se puede fumar.

Los ambientes 100% libres de humo de tabaco:

 

  • Protegen a los fumadores. El 70-80% de las personas que fuma quiere dejar de hacerlo, pero sólo 1 de cada 10 lo logra sin ayuda. Los ambientes 100% libres de tabaco aumentan la posibilidad de abandono en un 80% y  disminuyen un 30% el consumo de tabaco.
  • Disminuyen la exposición a sustancias tóxicas. Cuando un fumador lo hace en un espacio cerrado, las más de 4000 sustancias tóxicas y 50 cancerígenas que hay en el humo de un cigarrillo permanecen en el aire y lo siguen  afectando mismo cuando no está fumando.
  • Protegen a los NO fumadores. Los protege del Humo Ambiental de Tabaco (HAT). El HAT es un carcinógeno de tipo A, es decir que cualquier exposición es dañina para la salud.
  • Protegen a los niños y adolescentes. Los protege del HAT Desnormalizan la conducta de fumar y previenen el inicio del consumo.

Fuente: Ministerio de Salud de La Nación.

cargando

cargando comentarios