Bebé
6 a 9 meses

Llegó la hora de empezar a comer

Llegó la hora de empezar a comer

Según la Organización Mundial de la Salud al llegar a los 6 meses de edad, los niños necesitan otros alimentos, además de la leche  materna, para cubrir sus necesidades alimentarias diarias.

Llegó la hora de empezar a comer

Al llegar a los 6 meses de edad, los niños necesitan otros alimentos, además de la leche  materna, para cubrir sus necesidades alimentarias diarias. Es a partir de este momento donde se sugiere comenzar con la alimentación complementaria, denominada así porque se incorporan otros alimentos y bebidas que complementan a la leche materna.

La edad recomendada para el inicio de la misma, según la Organización Mundial de la Salud, es a partir de los 6 meses, y continuando con lactancia, ya que surge la necesidad de cubrir ciertos requerimientos nutricionales que no pueden ser suplidos por la leche materna o fórmulas lácteas.

Lo importante es tener en cuenta que la leche materna continúa siendo una importante fuente de nutrientes, particularmente cuando las madres siguen amamantando mientras les dan otros alimentos. El  desafío es cómo agregarlos de manera que la leche materna se complemente, y no se reemplace.

Una alimentación complementaria óptima debe ser:

  • Oportuna: iniciada en el momento  justo, de tal manera que no disminuya  los beneficios del amamantamiento.
  • Nutricionalmente adecuada: suministrando la energía y los nutrientes necesarios y adecuados para los niños mayores a 6 meses de vida.
  • Segura: preparada en condiciones higiénicas adecuadas.
  • Perceptiva: brindada con afecto, respetando las necesidades de el niño y la niña.

¿Cómo darnos cuenta del momento de iniciar?

El niño puede estar preparado para iniciar la alimentación complementaria cuando su sistema digestivo sea lo suficientemente maduro y cuando muestre determinados signos de desarrollo que así lo indiquen.

El sistema digestivo del bebé no es algo que podamos observar fácilmente, pero los estudios que se han llevado a cabo indican que alrededor de los 6 meses puede ser un buen momento para introducir nuevos alimentos reduciendo el riesgo de alergias y otros perjuicios que puede provocar su introducción demasiado precoz.

A partir de esa edad, hay bebés que ya están preparados, y otros que necesitan un poco más de tiempo. La mayoría están listos entre los 6 y 8 meses.

Los signos de desarrollo que indican que el bebé está preparado son:

  • Se puede mantener bien sentado sin ningún apoyo.
  • Ha perdido el reflejo de protusión y no empuja los alimentos hacia fuera con la lengua cuando se le acercan a la boca.
  • • Muestra deseos de participar en las comidas.
  • • Intenta tomar la comida e introducírsela en la boca.
  • • Sabe “decir que no” y autorregularse apartándose de la comida.

La incorporación de alimentos marca una nueva etapa en el desarrollo social,  emocional y en la conducta del niño; como así también  en las relaciones entre la familia con el pequeño. Es una  oportunidad para el desarrollo de las habilidades comunicacionales, motoras y de coordinación.

La finalidad de esta complementación se basa en:

  • El aporte de energía, proteínas, hierro y otros nutrientes necesarios, que no logran cubrirse con la lactancia materna.
  • Estimular el desarrollo psicosensorial del niño.
  • Crear hábitos alimentarios. Los primeros alimentos introducidos servirán como aprendizaje en la deglución de semisólidos y la familiarización con nuevas texturas y sabores.
  • Estimular el desarrollo del niño e integrarlo a los hábitos alimentarios diarios del núcleo familiar.

Es importante respetar los tiempos y ritmos del niño, lo que requiere de mayor paciencia, creando un entorno de afecto y amabilidad, con control pero sin rigidez.

Gentileza: Lic. Ma. Belén Schuller -  Nutricionista - MN: 5345
Si querés hacer alguna consulta escribile a: belen.nutricion@gmail.com
Por ser socia de Materna 50 % de descuento por consultorio. Consultá por mail

cargando

cargando comentarios