viernes, 24 de octubre de 2014
  Contacto Contacto Favoritos Favoritos Página Inicio Página Inicio
 
El tiempo en CABA y Alrededores.

           ¡Gratis! Registrate y recibí en tu casilla de correo toda la información sobre el desarrollo de tu bebé.

 

 

 

 

 

Me gusta este artículo (12)

Facebook

Twitter AddThis

Qué necesita saber una mamá embarazada para tener una lactancia feliz (Lic. Alicia Mollo)

La Licenciada Alicia Mollo ofrece los consejos más útiles a la hora de amamantar.

1- Examen de los pezones

2-Tipo de pezones

3- Cuidados del pezón

 

 

El amamantamiento es una especial relación, en la cual, yo mamá, aprendo a conocer a mi hijo, y él aprende a conocerme a mí.

 

Amamantar es un hecho natural, pero como cada hijo es un ser diferente, las mamás debemos estar informadas y preparadas para poder hacer transitar a nuestro bebés por este hecho con éxito.

 

1- Examen de los pezones

 

Nosotras podemos pedirle a nuestro médico obstetra que realice el examen de nuestras mamas; pero además mediante un ejercicio sencillo podemos nosotras mismas reconocer que tipo de pezón tenemos.

 

Colocar el pulgar y el índice cerca de la base del pezón y presionando suavemente, podemos sentir donde termina el tejido del pecho y comienza el del pezón.

 

2-Tipo de pezones

  • Pezones protráctiles o salientes
  • Pezones planos o pequeños.
  • Pezones retráctiles (que se retiran dentro de la mama al pinzar la aréola).
  • Pueden ser falsamente umbilicados que salen espontáneamente o con el frío; o verdaderamente umbilicados.

En este último caso la madre puede usar escudos formadores a partir del cuarto o sexto mes de embarazo, empezando una hora por día y agregando una hora más cada día hasta llegar a usarlos en forma permanente.

 

En algunas madres se hace necesario el uso de bombas extractoras de leche, manual o eléctricas, para terminar de sacar el pezón hacia afuera.

 

3- Cuidados del pezón

 

Los elementos fundamentales para el cuidado del pezón son ALAS:

 

Aire:

Airear los pezones sirve para perder la sensibilidad dolorosa que tienen algunas madres y para fortificar la piel. Para airear, se puede usar un corpiño con la tapa baja para amamantar  o realizar un par de orificios en la punta de cualquier corpiño de manera que el pezón y la aréola puedan salir a través de él. Se aconseja que el corpiño a utilizar sea un corpiño que ajuste sin comprimir.

 

También se pueden usar los escudos aireadores o en su defecto, un colador de té de plástico al que se le corta el mango. Debe ser colocado con la punta mirando hacia afuera entre la mama y el corpiño.

 

Lubricación:

El pezón y la aréola tienen una grasa natural que los mantiene lubricados durante el embarazo.

 

Por eso es conveniente que la mamá no lave el pezón y la aréola durante el embarazo y la lactancia con jabones o productos que contengan alcohol o glicerina.

 

No es recomendable el uso de cepillos o esponjas, ni de ningún otro tipo de elemento abrasivo, pues estos tienden a secar y cortar la delicada piel del pecho.

 

Sí es recomendable aplicar luego del baño, algún elemento lubricante como por ejemplo crema de caléndula o una gota de calostro del propio pecho .

 

Colocar el índice y pulgar extendidos sobre el borde de la aréola y luego empujar la mama hacia atrás. Simultáneamente,  cerrar los dedos en movimiento de pinza tratando que se toquen por detrás de la aréola.

Esta misma maniobra puede realizarse para la extracción de la leche después del nacimiento.

 

Maniobra de la extracción de la leche. (Sacado de la serie PALTEX, Módulo para capacitación sobre la lactancia materna).

 

Agua:

La higiene diaria con agua corriente, sin ningún otro agregado, bastará para limpiar los pezones, tanto durante el embarazo como en la lactancia.

 

Sol:

Exponer los pezones al sol directo (no a través de un vidrio) empezando con tomas de cinco minutos hasta llegar a los veinte minutos diarios ayudará a fortificarlos. Respetar los horarios restringidos.

 

La piel del pezón durante el embarazo debe adquirir elasticidad. Para ello, la mamá deberá realizar dos series de diez repeticiones de cada uno de los siguientes ejercicios.

 

Para realizar estos masajes, deberá colocar con anticipación, cualquiera de los elementos indicados en lubricación.

 

Si durante la realización de estas maniobras se produjesen salvas de contracciones, aunque nuestra experiencia indica que no son de parto, aconsejamos detener los masajes y realizarlos en otro momento del día.

 

Colocar las manos en sentidos opuestos y realizar un masaje suave desde la base de la mama hacia la punta del pezón. Repetir el masaje diez veces.

 

Con los dedos índices estirar suavemente en todas las direcciones.

 

Con los dedos índice y pulgar suavemente como dando cuerda al reloj.

 

Con los dedos índice y pulgar dar pellizcos suaves tirando del pezón hacia afuera.

 

Volver - Materna.com.ar

Facebook Twitter AddThis


Login - Materna.com.arRegistro - Materna.com.ar

Los comentarios escritos por ustedes serán respondidos personalmente a sus casillas de mail.

Para enviar un comentario, tenés que estar logueada/o.
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser objeto de sanciones legales. PROXIMITAS SA no se hace responsable de la publicación y/o comentarios insertos en esta página y que puedan aparecer en la WEB .

 

Volver - Materna.com.ar


 
 
Logo materna
MIEMBRO POWERED BY
Imagen Comscore Imagen IAB Logo Proximitas
 
Copyright 2014 MATERNA | Todos los derechos reservados