Embarazo

Embarazo:

Los sueños de las embarazadas y sus indicios

Los sueños de las embarazadas y sus indicios

Una de las consecuencias que traen los cambios hormonales en el embarazo son los sueños o, en el peor de los casos, pesadillas. Aquí encontrarás los significados que esconden las fantasías típicas de las embarazadas.

Los sueños de las embarazadas y sus indicios

Los sueños y las fantasías son perfectamente normales durante el embarazo, incluso son sanos, porque ayudan a la futura madre a superar los temores.

Cada uno de los temas de los sueños expresan las preocupaciones de cada mujer. Quizás alguno de estos te resulte familiar:

Cabeza de novia: Sueños en los que la mujer se olvida o pierde cosas. Desde saltearse la cita con el médico hasta la gran “Mi pobre angelito”, ir al supermercado y dejar olvidado al bebé en el changuito.

Temor: No estar preparada para ser madre, el miedo de no ser lo suficientemente buena para el trabajo. 

Claustrofobia: Quedarse encerrada, no poder respirar, sin escapatoria son sensaciones normales en los sueños.

Temor: Pueden llegar a significar que la mujer tiene miedo de verse privada de libertad a causa del bebé.

Ser atacada: La embarazada sueña con que la lastiman, ya sea ladrones o animales. Es muy común que en el sueño alguien las empuje por las escaleras.

Temor: Durante el embarazo, la mujer tiene un gran sentimiento de vulnerabilidad.

Excesos: Es muy recurrente en embarazadas soñar que aumentan mucho peso de un día para el otro o que comen o beben cosas perjudiciales, como por ejemplo, alcohol.

Temor: Suele ocurrirle a mujeres que llevan una dieta muy rígida. 

Una visita desde el más allá: Soñar que la visita un pariente que ya falleció. Los expertos explican que puede ser un modo subconsciente de unir la vieja generación a la nueva. 

Patito feo: Sentirse repulsiva para el marido o que su pareja se vaya con otra mujer.

Temor: De que el embarazo destruya su figura para siempre y que esto implique que su pareja la deje. 

Sueños más subidos de tono: Soñar con relaciones sexuales, positivas o negativas, que provoquen placer o culpa.

Son un símbolo de la confusión y de la ambivalencia sexual que se experimenta durante el embarazo.

Sobre el parto: Soñar sobre el dolor o la ausencia de él. Un ejemplo común es que sueñen que no pueden pujar para que el bebé salga. 

Temor al parto, lo que obviamente es normal.

Soñar con el bebé: Implica la preparación. Son sueños en los que la madre juega con él y le demuestra su amor.

Es una manera de establecer el vínculo madre-hijo antes de que nazca.

Soñar con el aspecto que tendrá el bebé:

  • Está deformado o tiene un tamaño habitual: Simplemente reflejan la ansiedad que sienta esa mujer sobre la salud de su hijo.
  • Tiene capacidades extraordinarias como saber hablar o caminar desde el parto. Indican la preocupación sobre la inteligencia del bebé y la ambición con respecto a su futuro.
  • El bebé que nace desarrollado. Puede ser que la madre tenga miedo de cuidar a un bebé pequeño.
  • Su sexo, su color de pelo o de ojos, su parecido con el padre o con la madre. Reflejan las preferencias de su madre, lo que no significa que si nace distinto a lo previsto lo vaya a rechazar. 

Si se hiciera una lista con los sentimientos más comunes entre embarazadas, la ansiedad y el miedo serían unos de los primeros, siempre por debajo del amor y la felicidad. Y estas sensaciones afectan hasta en un nivel subconsciente, influyendo en lo que soñamos.

Los sueños no deben alarmar a la embarazada, sino guiarla. Si sabemos cuáles son nuestras preocupaciones, es más fácil resolverlas. Si la futura madre presta atención a los indicios de los sueños, su transición hacia la maternidad será más llevadera.

Fuente: Qué esperar cuando se está esperando.

 

cargando

cargando comentarios