domingo, 21 de septiembre de 2014
  Contacto Contacto Favoritos Favoritos Página Inicio Página Inicio
 
El tiempo en CABA y Alrededores.
Me gusta este artículo (33)

Facebook

Twitter AddThis

Adolescentes y Mamás

Los cambios en los estilos de vida, favorecidos en gran parte por la globalización, son parte de la precocidad con la que muchos jóvenes viven hoy. A veces, también se adelantan etapas que corresponden a otro estadio de la madurez, como puede suceder con el tema de la maternidad. ¿Cómo ayudar a una adolescente a sobrellevar esta experiencia de crecer de golpe que implica un embarazo?

 

Ser adolescente y ser mamá parecen cosas, si bien no contrarias, al menos contradictorias. Cualquier mamá en ejercicio sabe del temple que se necesita para llevar adelante una crianza serena. No parece ser el tiempo adolescente el más acorde a esa serenidad y sentimiento de responsabilidad que un bebé necesita de su madre. Ser mamá es un trabajo full time, y es poco probable que quien no vivió de manera completa su etapa de independencia, se decida a abandonarla con abnegación a causa de una fiebre o una noche mal dormida. Sin embargo, por diferentes causas, las cifras de maternidad adolescente crecen en el mundo: la Organización de las Naciones Unidas registra una cifra mundial de quince millones de jóvenes entre 15 y 19 años que son mamás. En la Argentina, sobre un total de 700 mil partos que se producen al año, una séptima parte (100 mil) corresponden a menores de 19 años.

 

 

 

Es un crecimiento notable, que la Fundación Estudio e Investigación de la Mujer (FEIM) vincula también a la crisis económica de nuestro país, la cual ocasiona una nueva generación de "jóvenes viejos", aquellos que deben crecer de golpe saliendo a trabajar o quedando solos frente a la parálisis emocional de sus padres. Según el Departamento de Estadísticas e Información de Salud de Chile, un 14,9% de los nacimientos corresponden a menores de 19 años.

 

 

 

"Junto a la pérdida de los proyectos de vida de los jóvenes y de sus ilusiones, se produjo un mayor aumento en la maternidad y paternidad adolescente, con los riesgos que ella depara: abandono de la escolaridad, inserción laboral prematura y en malas condiciones, pérdida de vivencias de la adolescencia como amigos/as, fiestas, salidas". El párrafo corresponde al libro “La adolescencia en Argentina: sexualidad y pobreza”, un trabajo de investigación a cargo de Mabel Bianco, Cecilia Correa y Luciana Peker y editado por la citada FEIM.

 

 

 


Pero  además de la crisis, son innegables los cambios en los estilos de vida adolescente respecto de las últimas generaciones: las formas de divertirse, por ejemplo, responden a una demanda excesiva de libertad, frente a la cual pocos padres saben oponer límites. Su autoridad –que significa respeto y reconocimiento- se ve mermada por la gran influencia de otros medios, a los que hoy se tiene mayor acceso. Esa libertad para conocer, viajar, elegir todo (los amigos, la ropa, las vacaciones...) no siempre está acompañada de la misma madurez y criterio para reconocer las diferencias entre lo que se obtiene actuando de una manera u otra, y hacerse cargo de las responsabilidades de la elección. Los chicos quedan, con demasiada frecuencia, expuestos a sobreinformación sin su contrapartida, el límite; algo que les indique que no todo lo que se puede hacer es bueno ni es lo mejor. Entre las adolescentes, esto se hace muchas veces claro ante un embarazo y para las propias mamás de las embarazadas, resulta una sorpresa ver el grado de ingenuidad con el que sus hijas muchas veces tomaron el tema antes de encarar una vida sexual activa.

 

 

 

Solana, de 18 años, confiesa que éste era su caso: "Yo sabía todo acerca de la fecundación, pero de algún modo me olvidaba de tomar precauciones, como si tuviera la sensación de que a mí no podía ocurrirme nada que yo no planeara, como si el mundo fuera mío y nada pudiera pasarme." Así, nos encontramos con adolescentes a las que les falta mucho por madurar afectivamente, pero que necesitan hacerlo con urgencia: Hay alguien en su interior que precisa que estén preparadas para dar amor, para entregarse sin límites; en definitiva, para ser mamás. "Yo siempre supe que quería ser mamá, aunque obviamente en otro momento de mi vida. Tenía mucha experiencia con bebés gracias a mis sobrinos, cuando me quedé embarazada, y eso me ayudó porque de inmediato pude tomar conciencia de lo que significa un bebé en la panza, lo que necesita, saber que él no tiene la culpa de mis errores. Sabía, por ejemplo, que el rechazo de la mamá le afecta porque es capaz de percibirlo muy bien desde los pocos meses de nacido. Yo no quería que eso le pasara a mi hijito" , cuenta Sofía.

 

 

 

Pero las cosas para ellas –jóvenes, lindas, estudiantes, llenas de proyectos futuros- no son fáciles; tendrán que saber que renunciarán, como toda mamá, a gran parte de los gustos personales para darle prioridad a otra personita. Y es allí donde el rol de las mamás-abuelas se hace imprescindible. De nada vale buscar causas, culpas o responsables: es momento de apoyar (y, en todo caso, tratar de comprender poco a poco, acompañando el miedo de la joven mamá). No es bueno tampoco quitarle a la adolescente su oportunidad de crecer; por eso, hay que dejar que ella (y él, si su compañero está dispuesto) se haga cargo de sus responsabilidades. Lo más fecundo es compartir la experiencia recordando la propia maternidad, como un modo de transmitirle a la joven hija o hijo una enseñanza que no tuvo tiempo de adquirir. En este sentido, sirve recordar que hay muchos adultos de que no dan muestra de madurez suficiente cuando se trata de responsabilidades serias como lo son la paternidad y maternidad, de manera que se puede adoptar una actitud optimista frente a los hechos y permitir que los chicos vayan creciendo en su rol de mamás y papás precoces. Si hay amor hacia el bebé, el tiempo podrá reacomodar todo lo demás: los placeres personales, las relaciones familiares y el joven sentimiento de filiación. Lo que las adolescentes mamás pueden saber con convicción es que, en lo que se refiere a la maternidad, lo que se da no se pierde. En la maternidad hay que prepararse para dar, es cierto, pero también para recibir. Y todas las mamás saben que lo que se recibe de un hijo siempre compensa cualquier esfuerzo.

Volver - Materna.com.ar

Facebook Twitter AddThis


Login - Materna.com.arRegistro - Materna.com.ar

Los comentarios escritos por ustedes serán respondidos personalmente a sus casillas de mail.

Para enviar un comentario, tenés que estar logueada/o.
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser objeto de sanciones legales. PROXIMITAS SA no se hace responsable de la publicación y/o comentarios insertos en esta página y que puedan aparecer en la WEB .

Sol Dijo:
26/07/2014 06:16:33 p.m.

Tengo 16 años, tuve a mi bebe a los 15. La verdad que esta nota dice toda la verdad, es algo muy difícil de afrontar siendo tan chica, tenes muchos miedos, y muchas dudas, pero desde el primer momento me puse feliz, ya que amo a mi pareja, y adoro a los bebes, creo que tener un hijo es lo mas maravilloso que hay! hoy con mi bebe de 9 meses estamos totalmente orgullosos de nuestros logros como padres, de ver crecer a nuestro bebe sano, y feliz, eso es lo mas importante. Yo estoy terminando la escuela, me queda este año, y otro mas, durante el dia cuido a mi bebe, y ya que de pequeño sufrio una bronquiolitis me encuentro imposibilitada a una guarderia por las distintas enfermedades, por eso solo puedo trabajar vendiendo conjuntos de ropa interior, mi pareja trabaja desde las 5 am hasta las 3pm y tambien esta terminando la escuela.. En estos momentos estamos preparando el cumple de nuestro gordito..
Mucha gente nos dijo que no ibamos a poder, que eramos chicos, que nos "arruinabamos la vida" la verdad no los entiendo, como un hijo te puede arruinar la vida? solo te la cambia, y postergas ciertas cosas, pero a medida que vas recibiendo todo su amor, y lo ves crecer sentis que todo lo que hagas por el, lo vale y siempre vas a hacer todo lo que este a tu alcance para hacerlo feliz

Renata Dijo:
01/08/2010 04:35:36 p.m.

Tengo 20 años, mi hija tiene 1 año y 11 meses. Para ser sincera, tener una hija a esta edad no es lo que habia planeado, pero desde el momento en que nos enteramos que estaba en camino, dimos lo mejor para salir adelante juntos, y hoy puedo decir que lo hemos logrado. Gracias al apoyo de nuestra familia, y a nuestro esfuerzo, hoy vivimos muy felices, tenemos una niña hermosa, llamada Abril, que es la luz de toda la familia. Ella trajo alegria, union, fuerza y felicidad a todos. Tuve un gran cambio en mi vida, ya que cuando termine el colegio quede embarazada, automaticamente cambiaron mis planes y proyectos, pero no dude que podiamos ser exelentes padres. hoy, trabajo medio dia, asisto a clases una vez por semana y me levanto muy temprano para hacer mis trabajos y estudiar.Mi pareja es una padre maravilloso y se desvive por nosotras. Abril asiste a la guarderia hace tres meses, esta muy contenta porque juega con niños de su edad y nosotros muy emocionados de ver crecer feliz a nuestra bebe. A pesar de los prejuicios de la gente, que a veces, parece que esperan verte fracasar; Nosotros somos una familia muy feliz, y estamos muy orgullosos de eso.

Es dificil ser madre adolescente, y no lo recomendaria, ya que te demanda mucho esfuerzo para poder alcanzar tambien, tus metas personales. Pero el aborto no es la solucion. Debemos ser concientes de nuestros actos, y sobre todo responsables.Todos podemos salir adelante si nos lo proponemos.

Paula Dijo:
30/12/2009 01:02:03 a.m.

Tengo 20 años, tuve a mi hijo Valentin a los 18. Y hoy puedo decir que estoy orgullosa de mi misma, que si, queme etapas al ser mama tan joven, pero eso no es un impedimento como muchas veces muestran este tipo de notas. Estoy estudiando una carrera universitaria, me quedan 2 años, mi marido este año se recibio y solos salimos adelante con nuestro hijo. Valentin es la luz de nuestros ojos y sin el hoy no estariamos donde estamos, tan felices.
con mi comentario no intento promoveer el embarazo adolescente, pero si intento concientizar a los miles de abortos que se realizan por hijos no deseados, no solamente en adolescentes sino tambien en madres adultas. Y que entiendan que por un hijo no se acaba el mundo, un hijo es una bendicion y el mejor logro que una mujer puede llegar a tener en su vida.
FEDE VALENTIN, FAMILIA LOS AMO CON TODO EL CORAZON!

Lucia Dijo:
27/12/2009 07:52:20 p.m.

me parece buena la nota, es mi caso tube a mi nenita a las 16 años y fue mi dificil siendo madre soltera la ame desde el primer momento en qe la vi en mi eco y supe q iv a aqerer hacer lo mejor por ell apara hacerla feliz. obviamente todo es muy dificil,primero pensar que nada va a ser igual,mi cuerpo mi mente, trabajar y en pasar horas sin ver a esa nueva personita llena d ternura,y segundo reprimir dentro d una misma la misma adolescencia,cada dia pensar que ya nada va a ser igual ,las salidas los amigos la escuela, suspender todo d un momento a otro,es facil en el momento porque una lo hace por lo mas importante de su vida q es su bebe, pero al mismo tiempo muy dentro nuestro sabemos q en esta vida nos toco no tener adolescencia no rebeldias ni deslices sanos naturales d la vida,salir y saber q somos una persona responsable d nuestro cuerpo y ya. nada mas.. pensar en dormir y que por nada tenemos q despertar sea donde sea,eso es muy fuerte porque cuando tenemos anuestro hijo la cabeza ya nunca mas para de pensar y siempre estamos alerta y ya nada importa porqe siempre primero va a estar èl. y es posible pero siempre cada dia una misma se reprime el sentimiento y las ganas de ser chica. Siempre sè que mi hija es lo mejor q me pudo haber pasado, la unica manera que habia de abrir los oojos y hacer las cosas bien por mi. pero siempre voy a concientizar a mis amigas que sepan valorar el dia a dia la simpleza de no tener responsabilidades y por mas aburridas esten hagan lo q hagann siempre amen su cuerpo cuidenlo y respetense

Samanta Dijo:
05/11/2009 03:22:14 p.m.

Tengo 22 años y estoy en la semana 11 de mi primer embarazo, no lo podemos creer, mi pareja y yo estamos super felices, y la verdad también estamos con miedo, creo que comunes en los papás primerizos. Yo sé que soy chica y verdaderamente me siento totalmente capaz para criar una criatura, obviamente tendré mis errores, pero creo que con el amor de mamá y papá y toda sus dedicaciones uno va a obtener buenos resultados y así tener una familia feliz y unida.

Natalia Dijo:
01/11/2009 12:36:14 a.m.

tengo 20 años,un hijo de 2 años y dos meses y estoy embarazada de 7 meses.Es dificil ser mama joven,mas q nada por los prejuicios...estoy casada,estudio y empece a cursar la facultad...ser mama es lo mas maravilloso y lo q mas me hace feliz,tengo un marido q se desvive por su familia y q sobre todo me ayuda en mis proyectos personales,ya q estudio de noche y el se queda con el nene.....no cambiaria nada de mi vida ni me arrepiento de ser madre joven,somos una familia my responsable y desde el momento q supimos q ibamos a ser padres,nos dedicamos exclsivamente a nuestra familia.......ellos son mi orgullo

carolina Dijo:
25/10/2009 05:20:21 p.m.


yo me llamo carolina y tengo una nena de 8 meses y es lo mas hermoso que me paso en la vida y hoy con 17 años y a pesar de todas las trabas que se presentaron en todo sigo adelante.
hoy estoy con mipareja y soy muy feliz. mi hija no es ningun impedimento, ni para los estudios ni para mi viida personal. yo mquiede embaraza a los 15 a los 16 la tuve y con 17 hoy en dia es mi anelo de vivir.
con respecto a mi mama , ellla no es mi niñera y al contrario de lo que dicen soy yo la que marco los limites, constanza es mi hija y yo me desvivo por ella. al ser madre adolescente no significa que sigo con la fiesta como hacen muchas que tienen mio edad. yo asumi la responsabilidad y sigo adelante.
con respecto a esta nota no estoy de acuerdo con cosas que dicen pero yo desde ya hablo con mi experiencia, tal ves a otras chicas si le este pasando lo que opinan pero en mi caso es todo lo contrario.
atentamente.
carolina.

karem Dijo:
18/09/2009 04:42:51 p.m.

Yo qede embaraza a los 16 años, i no me senti mui comoda con la noticia, mas alla de qe estaba cn mi pareja, pensaba qe ese no era el momento para ser mama, qe yo todavia no estaba preparada... pero bueno, dsp de casi dos semanas, entendii qe mi bebe ya estaba i qe el no tenia la culpa de nada como para qe yo no qisiera traerlo al mundo. Pase mui bien mi embrazoo i fue FELIZ teniendoo mi pancita, i sentir cada uno de sus movimientos dentro mio. Durante nueve mese fuimos una sola persona. Hoy con 17 años, soi mama de un NENE HERMOSO llamado JOAQUIN, al qe amo con locura! Nadiie dice qe es facil ser mama de tan chica, pero tampoco es imposible, todo se aprende i se puede si uno qiere. Obviamente nos cambia la vida por completo, pero es una felicidad inmensa saber qe traemos a alguien al mundo, qe es fruto de nuestro amor. En estos momentos yo estoi con el papa de mi bebe, lamentablemente hay muchas madres solteras, pero qe eso no les de miedo, un hijo no se cambia por nada, y les da la fuerzas paraa todo.

soledad Dijo:
09/09/2009 05:16:55 p.m.

la verdad es q yo a los 17 qude embarazada y hoy con 18 tengo un niño hermoso de 1 año q es la luz de mis ojos y mi motivo de existencia es lo mas lo amo

Lucia Dijo:
05/05/2009 12:10:40 p.m.

Tambien hay que diferenciar... yo tengo 19 años y voy a ser mamá en octubre, se que no lo elegí y soy conciente que tuve los elementos necesarios para que esto no ocurriera... pero no sucedió tampoco porque soy una inmadura emocional, ni porque mis viejos no supieron ponerme limites y caí en el libertinaje... solo sucedió, como suceden muchas cosas en la vida de las personas que no pudieron predecir... pero ahi está la mágia de vivir, saber que esas cosas ocurren y que no vienen si o si signadas con una causa y una consecuencia rígida: "el contexto condiciona, no determina"... todo lo que nos pasa nosotros lo podemos resignificar! eso si lo podemos elegir plenamente... soy joven, si, lo sé... pero siento que puedo ser madre como cualquier otra y estoy convencida de ello.

No me creo síntoma de ningun malestar social... me siento parte de un río grande y lo acepto, lo vivo con una felicidad infinita. Este hijo que llevo dentro es fruto de un segundo donde nadie tuvo control, ni siquiera mi racionalidad... es fruto nato de lo más espiritual y primitivo, no de una enfermedad moderna...

Aimarà Dijo:
25/03/2009 12:19:11 p.m.

Creo que esa nota tiene mucha verdad escrita, fui mama a los 18 y mi vida cambio totalmente, me embaraze y no fue por capricho de una adolescente ni por no tener una charla con mi mama sobre el tema, sino por culpa de un medico, pero como dice la nota no era hora de hechar culpa. Cuando me entere tambien pense en que ese no era el momento de ser madre pero mi niña ya estaba concebiida, iba a ser mama.. y puedeo asegurar que apesar de ser una mama prematura en ningun momento deje de ser responsable con mi embarazo ni con mi hija que hoy tiene 4 meses. Se me cortaron muchas cosas pero muchos de mis proyectos siguieron en pie, fui todo un año embarazada a la facultad y seguire este año nuevamente mientras mi chiquita se queda con el padre, quien estuvo conmigo todo el tiempo.. es dificil,una no esta preparada pero esto no quiere decir (en todos los casos) que no se puede criar y por sobre todo amar a un hijo.. (en muchos casos no son adolescentes las que dejan a sus hijos o no le dan amor), un hijo te llena de felicidad, te llena el alma amo a mi hija y no hay nada mas importante para mi.. Tener a quien te apoye en este momento es importante, pero debemos saber que es nuestra responsabilidad. No era el momento pero ellos nos necesitan, son inocentes de nuestros errores.. y son lo mas maravilloso que la vida nos puede dar: nuestro hijo!

Silvia Dijo:
18/03/2009 09:51:24 p.m.

Creo que culpar a la gliobalizacion o a los nuevos estilos de vida por los embarazos precoces es una buena forma de hacer la vista gorda a un gran problema que tiene la sociedad hoy en dia, la liberalidad de nuestros jovenes quienes anteponen lo que creen son sus derechos a sus obligaciones, y respondabilidades.sumado a la falta de contencion de los padres en el hogar, ya sea por trabajo, falta de tiempo, familias que se han disuelto para formar ortas causando en los adolescentes y jovenes crisis de identidad, falta de afecto, de contencion, sabemos cientificamente y por la realidad que un joven de menos de 16 años no esta listo para ser padre, pero lo vemos a diario en nuestra sociedad jovenes aun de menso edad, que deben hacerse responsable de una criatura cuando aun no han aprendido a ser responsables de ellos mismos, la pregunta es esos niños criados por niños van a padecer ls mismas carencias que sus precoces padres, creando un circulo vicioso de padres heridos lastimados y solo, hijos de igual manera que mañana tambien seran padres. Soluciones??? Volver a ls bases de nuestr sociedad, al respeto mutuo a la lucha por los valores por la familia, a buscar dentro de uno mismo la esencia con la cual fuimos creados, de entender que hay alguien por encima de todas las cosas que es quien las sustenta a su vez, y que tiene la solucion para este y todos los problemas de esta humanidad.


 

Volver - Materna.com.ar



 

 
 
Logo materna
MIEMBRO POWERED BY
Imagen Comscore Imagen IAB Logo Proximitas
 
Copyright 2014 MATERNA | Todos los derechos reservados