Familia
Vida en familia

Valores de la familia

Valores de la familia

La familia es el núcleo formador de los hijos. En ella los niños tienen la oportunidad de vivir y formarse en los valores,  en la familia tenemos la oportunidad de convivir y de reflejar  las debilidades y  con armonía estas se pueden ver, aprender y superarlas.

Valores de la familia

Al nacer, los niños desconocen las normas que rigen en su familia o en la sociedad. Su conciencia ética se va desarrollando con el paso de los años. Por eso necesitan la ayuda de los padres para que les digan si sus actos son correctos o incorrectos, lo que está bien o lo que está mal.

En la familia lo más importante es construir una buena educación y formación para los hijos. Esta debe estar basada en valores tales como la comprensión, el respeto y el dialogo

La vida familiar es un valor fundamental, es algo que identifica y  marca. Los padres son uno de los modelos más importantes para los pequeños. Ellos tienen una influencia enorme en sus niños, y estos crecerán haciendo lo que sus padres hacen – en lugar de lo que dicen.

Las reglas familiares son en general implícitas y  se transmiten de generación en generación. A través de ellas se determina quién habla con quién, quién tiene derecho a qué, cómo se expresan los afectos, qué se penaliza, que se premia, a quién le corresponde hacer qué.1.

Los principales valores que deben estar en la familia son:

El respeto: Aceptar al prójimo tal como es, con sus virtudes y defectos, reconociendo sus derechos y necesidades. Decir las cosas educadamente, sin herir, violentar o insultar a nadie, son muestras de respeto. La educación en el respeto empieza cuando los padres se dirigen a los hijos correctamente, de la misma manera que esperamos que ellos se dirijan a los demás.

La sinceridad: está es el pilar que sustenta la confianza. Para que los niños no mientan, no se debe abusar de los castigos

Disposición a ayudar: conseguir que los niños ayuden a los adultos y a sus iguales. Esto se logra aceptando desde el principio sus ganas de ayudar, encomendarles pequeñas tareas y adaptarlas siempre a su edad y sus posibilidades.

Cortesía: va de la mano con el respeto, la consideración y los modales. Siempre que se va a realizar alguna actividad que vaya acompañada por un "por favor", "gracias" y "¿puedo?".

Responsabilidad: es la confianza que los padres tienen en sus hijos, ellos sabrán asumir algunas tareas y las cumplirán.

La responsabilidad de los padres es la transmisión de estos valores. Los valores no se transmiten vía genética, por eso es tan importante tenerlos en cuenta en la educación.

cargando

cargando comentarios