Embarazo
Parto

Algunos consejos para recuperarte de una cesárea

Algunos consejos para recuperarte de una cesárea

La cesárea es una intervención quirúrgica que requiere un post parto más delicado que un parto natural. Te acercamos algunos cuidados que tendrás que seguir si tu niño va a nacer mediante este tipo de parto.

Algunos consejos para recuperarte de una cesárea

La cesárea es una intervención quirúrgica que requiere más reposo que un parto natural. Por ello, seguramente te quedes más tiempo internada en la clínica u hospital.

Lo primero que podrás hacer para comenzar a rehabilitarte es sentarte lentamente en tu cama. Es muy importante que no realices fuerza abdominal. Una faja elástica que sostenga la zona firme, será de gran ayuda. Luego, te servirá pararte y caminar lentamente por la habitación. Este pequeño paseo pondrá en movimiento tu intestino y favorecerá la circulación, de este modo impedirá la formación de coágulos sanguíneos.

En las primeras horas posteriores a la cesárea no podrás ingerir alimentos sólidos, pero no te preocupes, que no tendrás hambre. El motivo es que la anestesia duerme el movimiento peristáltico de los intestinos. Sólo te recomendarán ingerir alimentos una vez que noten que ya están en movimiento nuevamente. Sí, te darán líquidos antes de que hayas cumplido las 24 horas de operada.  Más adelante la nutricionista de la maternidad te irá recomendando alimentos livianos para tu dieta hasta que el tracto digestivo vuelva a funcionar normalmente.

Aunque te entusiasme hacerlo, es importante no hablar en las primeras horas porque te llenarás de gases que te inflamarán la zona abdominal produciendo mucho dolor sobre la herida. POR FAVOR, ESCUCHÁ NUESTRO CONSEJO: tratá de no hablar. si es necesario, llevate un block de hojas y un lápiz para escribir.

Tu médico te avisará cuándo puedas ducharte. Seguramente sea entre las 8 y las 10 horas pasadas de la operación. Una vez que te autorice, es importante tratar de no mojar la herida.  Si esto sucede, tendrás que secarla cuidadosamente con pequeños toques (sin frotar) y luego podrás ponerte una nueva gasa. Proteger la zona con un parche impermeable sería lo mejor, podrás encontrar estos apósitos adhesivos grandes en las farmacias.

Tanto en la maternidad como en tu casa, te ayudará tener almohadones. Te servirán, por ejemplo, para alzar a tu bebé y acomodarlo cerca tuyo pero arriba del almohadón que estratégicamente pondrás sobre tu abdomen. Esto te permitirá sostenerlo sin apoyarlo directamente sobre la herida.

Por lo general, los puntos se retiran entre siete y diez días posteriores a la operación. Esto dependerá  de la decisión de tu médico.

No realices ningún tipo de actividad física sin antes consultarle a tu médico. Muchos recomiendan esperar dos meses antes de comenzar con deportes que exijan esfuerzos abdominales.

cargando

cargando comentarios