Bebé
6 a 9 meses

La Dentición

¿cuándo corta los dientes el bebé?

¿cuándo corta los dientes el bebé?

La aparición de los primeros dientes en el bebé conlleva una mezcla de alegría por el crecimiento y de preocupación por los síntomas que suelen acompañarlo. Herramientas para ayudar al bebé en este período. El cuidado de los dientes de leche.

¿cuándo corta los dientes el bebé?

Primero es una manchita blanca en la encía. Y luego, comienza a salir el primer diente del bebé. Este momento es muy recordado por los papás, como un paso más en el crecimiento de su hijo. Por lo general, el primer diente del bebé sale alrededor del sexto mes y es uno de los incisivos medios inferiores. Luego salen los incisivos medios superiores, los incisivos laterales inferiores y los incisivos laterales superiores. Más tarde irán apareciendo los primeros molares y los caninos. En total, el niño tendrá 20 dientes de leche, que comenzará a perder aproximadamente a los seis años. Algunos bebés nacen con dientes y otros comienzan a sacarlos más tarde que el promedio: el pediatra puede explicar estos temas, pero en general no implican problemas de salud.

Es muy normal que la aparición de los dientes traiga consigo una serie de síntomas y de molestias en el bebé, como por ejemplo, un exceso de baba, dolores en las encías, irritación, fiebre, diarrea, tos y hasta cambios de humor. Todo esto no debe preocupar a los papás, ya que no es más que una parte del desarrollo del niño. Igualmente, y ante cualquier duda, es recomendable la consulta con el pediatra. Es importante no suministrar ningún tipo de medicamento o paliativo sin que sea el médico quien lo recete, para evitar reacciones adversas en la salud del niño.

Durante el proceso de la dentición se puede ayudar al niño a sentir menos dolor o a aliviar las molestias que la aparición de los dientes le provoca, con distintas cosas:

  • Un mordillo o anillo de la dentición:  Son juguetes de plástico suave o goma que el bebé muerde con sus encías. Es mejor si están fríos o congelados, por el efecto analgésico que le provocan. Deben evitarse aquellos que tienen pequeños elementos que flotan dentro del mordillo mismo, ya que un niño que ya posee algún diente podría quebrar la goma y se corre el riesgo de que trague el contenido.
  • Un objeto seguro, firme: Y por supuesto, que no sea tóxico bajo ningún concepto. Es normal que en este período los bebés lleven a la boca todos los objetos que encuentran a su paso y los muerdan. Por eso hay que estar atentos. Hasta la toalla o su propio babero son cosas que muerden constantemente. Masticar es un ejercicio, y les produce calma cuando están molestos.
  • Gel Calmante: El pediatra recomendará también, si lo considera necesario, algún tipo de gel calmante o de medicación, en las dosis adecuadas a la edad del bebé, para untar el mordillo o pasar sobre las encías, especialmente si hay ampollas. Pero no debe automedicarse al bebé: siempre es el médico quien receta este tipo de remedios o placebos. De acuerdo a la zona en la que viva o a las características del propio niño, será el pediatra también quien recomiende el suministro de flúor al bebé, ya que a veces los niños necesitan una dosis extra de esta sustancia.

Para cuidar la salud de los dientes del bebé, hay que comenzar a limpiarlos desde que aparecen. Existen en las casas especializadas en niños y en las farmacias, cepillos de dientes acordes a cada edad y dentífricos especiales para bebés y niños. El cepillado debe realizarse dos veces al día, con los elementos adecuados. La mejor forma de cepillárselos es con movimientos de arriba hacia abajo y con movimientos circulares en las encías. Aquí también debe seguirse la recomendación del pediatra, que es quien juzgará la conveniencia del cepillado y el momento para comenzar a hacerlo, según su criterio.

Por supuesto, no es recomendable que en la dieta del bebé haya ingesta de dulces, caramelos y bebidas azucaradas, para evitar la aparición de caries. Es común que en niños que comen caramelos de pequeños, las caries aparezcan durante la dentición, por esto es que no se recomienda su ingestión durante este período.

Nota supervisada por el Equipo Médico de Mamashelp

cargando

cargando comentarios